julio 20

El cementerio de Sad Hill

Muy cerca de Covarrubias, a unos 4 kilómetros, se encuentra la localización utilizada en «El bueno, el feo y el malo» de Sergio Leone (1966) para el cementerio de Sad Hill.

Con los años el cementerio original se perdió, pero la Asociación cultural Sad hill se encargó de rehabilitarlo dedicando mucho tiempo y esfuerzo. Os recomiendo que veáis el documental «Desenterrando a Sad Hill» que cuenta esta historia, y por supuesto que visitéis el lugar porque es impresionante 🙂

Covarrubias, Burgos, España. 2021.
Categoría: cine, lugares | DEJA TU HUELLA
julio 30

Cementerio de Montmartre

ihortal-1161Todo espacio habitado tiene, casi por norma, su espacio deshabitado. Los cementerios no son tal, o sí, depende de como quieran entenderse, pero siempre me han parecido un punto más de referencia para conocer un lugar. En cada país se entiende de un modo distinto la muerte y la relación de los vivos con los muertos, lo cual se ve reflejado en sus cementerios (otro ejemplo aquí).

El cementerio de Montmartre se sitúa en uno de los barrios con más encanto de la ciudad, y consigue mimetizarse bien. Plagado de árboles, ofrece al visitante un tranquilo paseo, contando además con el aliciente de encontrarse entre sus tumbas las de muchas personalidades.

agosto 1

El cementerio del bosque

En mis visitas a diversos países escandinavos, siempre me han llamado la atención sus cementerios, que, en lugar de ser recintos apartados de la ciudad, a los que sólo se va el Día de Todos los Santos (o para conmemorar alguna fecha importante), son parques dentro de la ciudad, con senderos y bancos, un lugar que recorrer y donde poder descansar y alejarse del ajetreo de la ciudad. En muchas ocasiones he visto a gente sentada en el césped, cerca de las tumbas, disfrutando de una charla con amigos (incluyendo bebidas alcoholicas, sí), o simplemente de un libro.

Éste es el caso de Skogskyrogarden, que aunque se encuentra un poco alejado del centro de Estocolmo, merece la pena visitar. La entrada al cementerio llama de por sí la atención porque parece estar en el paraíso; inmensas explanadas de hierba recién cortada, un templete al estilo griego, un bosque al fondo, donde se encuentran las sepulturas…

Al caminar por sus senderos es posible disfrutar de una paz y tranquilidad inemnsas.

ihortal-725

Supongo que nuestra cultura o tradición religiosa es distinta a la escandinava, y que un proyecto así aquí puede resultar una misión imposible, pero, personalmente, me parece que éste no sería un mal lugar para pasar la vida eterna.