junio 27

Romántica Olimpia

Si se viaja el Peloponeso, una de las visitas casi obligadas es Olimpia. A día de hoy el pueblo se mantiene básicamente por y para el turismo (muy alemán y mucho francés), pero el sitio arqueológico donde en la Antigüedad se celebraban los Juegos Olímpicos (para situarnos, los primeros se celebraron en el 776 a.C.) merece mucho la pena. Si bien «solo quedan restos» (la premisa para la que hay que estar preparado cuando se viaja a Grecia), el paseo por todo el lugar es muy agradable y consigue que te hagas una idea del tamaño y las actividades que allí se realizaban. Además se puede visitar un museo con más explicaciones, alguna que otra escultura relevante y unos mosaicos que me encantaron por su expresividad.

Olimpia, Peloponeso, Grecia.
Mayo 2022
junio 23

Oye, ¡que Grecia es muy montañosa!

Durante el viaje tuvimos tan solo un día de lluvia, que justamente nos coincidió con la celebración del Día del trabajo. Ambas cosas nos hicieron tener que replantear la ruta para ese día, así que decidimos visitar algún pueblito del interior del Peloponeso, que oye, ¡está llenito de montañas! El lugar elegido fue Dimitsana, un pueblito con bastante encanto y que, incluso, podría recordar a algunos de la geografía española (quitando la torre de la iglesia estilo bizantino, claro, jeje).

Dimitsana, Peloponeso, Grecia.
Mayo 2022